En Studio Klec nos gusta cuidar cada pequeño detalle en todo aquello que hacemos. Desde los regalos personalizados que tanto nos gusta crear, los elementos decorativos para vuestros eventos y celebraciones y hasta el diseño de la imagen de marca para cualquier empresa, el color no es un aspecto que se deje al azar. De hecho, es mucho más importante de lo que en un principio podamos llegar a pensar.

Numerosos estudios revelan que nuestras decisiones están influenciadas por los colores y lo que estos nos transmiten. De hecho, se afirma que el color determina en un 90% nuestra elección de una marca frente a otra.

En términos generales, para escoger el color adecuado, deberías responderte a preguntas como qué sentimientos o emociones queremos despertar, así como la personalidad que quieres desprender de tu marca; qué tonos se suelen utilizar en tu sector empresarial y qué colores utiliza tu competencia directa; y, cuáles tonalidades utilizar en función del mensaje que quieras transmitir. Entonces, ¿qué connotaciones o significados se atribuyen a cada color?

  • Rojo. Aunque se asocia con la pasión, también representa el peligro. Da dinamismo, calidez y, en las gamas más oscuras o más claras, puede resultar elegante. Se suele emplear para bebidas energéticas, automóviles o restaurantes.
  • Rosa. Tradicionalmente se ha vinculado a lo femenino, dulzura y delicadeza. Sin embargo, actualmente se asocia a la fortaleza y al romance. Es común en productos infantiles o marcas de golosinas.
  • Amarillo. El amarillo es el color más vibrante y suele ser sinónimo de la felicidad, energía y calidez. Por ello, se emplea en productos de ocio, infantiles o para anunciar ofertas y promociones.
  • Verde. Esperanza, vida, abundancia y nuevos comienzos. Se acostumbra usar en productos o empresas con referencias a la ecología y naturaleza.
  • Azul. Desde tristeza y calma hasta elegancia y formalidad, es uno de los colores más recurrentes y su tono cambiará el significado de lo que queramos transmitir. Las tonalidades más oscuras son elegantes, las más claras relajarán y las más vibrantes representan la juventud. Se usa, por ejemplo, en empresas digitales y tecnológicas.
  • Negro. Se utiliza para dirigirse a una clientela con un alto poder adquisitivo, ya que se relaciona con el lujo, la elegancia y también al misterio o la tradición.
  • Blanco. Simboliza la pureza, salud y bondad. En el diseño se suele utilizar para darle más protagonismo a los colores que acompaña.

Esto nos hace reflexionar sobre la importancia de cuidar nuestra imagen y que, además, no hacen falta palabras para expresar todo lo que queremos transmitir.

Comentarios (0)

Producto añadido a la lista de deseos

En este sitio usamos cookies.... si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política.